Compartir en: Compartir en facebookCompartir en TwitterCompartir en Google plus

 

Meditación del Puente del Arco Iris  - Versión resumida

 

Antes de la meditación es conveniente tomarte un tiempo para despejar tu mente,  que disuelva todos los pensamientos a medida que vayan surgiendo.  Céntrate también en el sentimiento de amor que surge en tu corazón. Cuando sientas tu mente clara, entonces inicia la visualización.

Visualízate dentro del núcleo cristal octaedro de la Tierra. Siente tu corazón en el centro de este núcleo cristal que genera un punto intensamente brillante de luz blanca.

Esta luz desde el centro de tu corazón crea una columna etérica que se extiende hasta los polos Norte y Sur, y también se extiende desde el centro resplandeciente hasta los vértices del octaedro.

Ahora visualiza una gran corriente de luz llena de plasma multicolor emanar desde el centro de tu corazón y fluir a lo largo del eje central hacia los dos polos de la Tierra, saliendo disparado desde ellos, hasta convertirse en dos bandas arco iris separadas 180 grados.

A medida que la Tierra gira sobre su eje, este puente arco iris permanece inmóvil, estable y constante. Siente las dos corrientes de luz arco iris corriendo por tu columna vertebral saliendo disparadas desde la parte superior de tu cabeza y bajo tus pies para crear un puente arco iris alrededor de tu cuerpo.

Ahora tú y el puente arco iris sois uno. El puente arco iris de la paz mundial es real. Visualizado por un número suficiente de personas en una onda telepática de amor el puente arco iris se convertirá en una realidad.

El día 28 de cada Luna practicamos la Meditación con una visualización más detallada.